últimas reseñas

domingo, 12 de junio de 2016

Reseña El día que el cielo se caiga de Megan Maxwell

EL DÍA QUE EL CIELO SE CAIGAEl día que el cielo se caiga
Megan Maxwell
Género: Romántica Contemporánea
Editorial: Planeta de Libros
Sello: Esencia

Alba y Nacho se conocen desde que eran niños. La conexión entre ellos es muy especial y aumenta con el paso de los años, hasta que ella se casa y, obligada por su marido, se distancia de él. Nacho se marcha a Londres. Allí encontrará al amor de su vida, a quien luego perderá a causa de una desconocida enfermedad. Alba, que no sabe lo mal que lo está pasando su amigo, acude a él tras su fracaso matrimonial. Su reencuentro crea una unión irrompible, pero al cabo de poco tiempo ella descubre que Nacho también está enfermo.

En su afán por ayudarlo a luchar contra lo que parece inevitable, Alba conocerá a Víctor. Y lo que en un principio no son más que encuentros fortuitos, se acaba convirtiendo en un amor incondicional que le permitirá superar sus miedos e inseguridades.

Esta novela hará que te cuestiones varias cosas: ¿por qué el destino es capaz de hacernos encontrar a nuestra media naranja en el peor momento de nuestra vida? ¿Por qué siempre decimos que se mueren los buenos y los malos se quedan aquí para fastidiarnos? Si quieres conocer el desenlace de esta tierna, emotiva y dura historia de amor y amistad, no te pierdas El día que el cielo se caiga.




Personajes principales: Nacho y Alba
Personajes secundarios: La yaya Remedios, Lena y Luis. La abuela Blanca, Teresa y José. Victor.

Megan Maxwell es una autora que sabéis que me encanta. Estaba deseando leer esta novela. 
La portada es muy sencilla y preciosa, me enamoró nada más salir.
Además es muy significativa, puesto que es Alba sentada en un banco en el río Tamesis de Londres. Cuando leáis la novela lo comprenderéis el porque esta portada.

Emprendo la lectura sin saber para nada que me voy a encontrar. Por supuesto, quiero una buena historia de amor, como Megan me tiene acostumbrada.
Solo empezar las páginas ya empiezan las primeras lágrimas y es que es una historia que emociona desde el primer párrafo.

Para nada me esperaba lo que poco a poco me iba encontrando en esta novela. Llegó un punto en el cual tuve que pararme y leer la sinopsis porque andaba un poco perdida.
Yo esperaba un romance entre Alba y Nacho pero para nada fue eso lo que me encontré. El amor tan sincero e incondicional que tiene esta pareja esta basado en el respeto y la gran amistad que forjan desde el día que se conocen.

Cuando leo en la sinopsis que trata sobre una enfermedad y la cual ya supongo que no tiene cura, me voy preparando toda la novela para vivirla intensamente y esperar a ese fatídico día donde uno de ellos se irá.

No tengo ni que decir que la novela me engancha desde sus primeras palabras. Megan consigue eso y mucho más. Una novela que he disfrutado y he odiado a la vez. Porque realmente te das cuenta de que esta novela, es la vida misma. Tenemos alegrías, pero por el camino nos encontramos con muchísimas piedras que nos hacen sufrir y padecer para llegar a ese momento de alegría.

En este libro Megan llega al fondo de nuestro corazón puesto que es una historia muy humana. Los buenos siempre se marchan y los malos se quedan aquí, como mala hierba que nunca muere.
Te hace recordar a la gente que has perdido ya sea por que la vida sigue su curso, o porque un día te vienen a casa diciendo que tiene una enfermedad que no se puede curar, como el tan conocida hoy en día, cáncer.
Nuestra autora escribe el libro hace años por una experiencia similar a un tío político de ella. El cual Megan, escribe esta historia, como desahogo se podría decir. Novela que va dedicada a él. Pero con la diferencia de que la enfermedad que emplea es el VIH y el Sida.

La historia comienza en el año 1970 y finaliza en el 2000. Conoceremos la vida entera de nuestros personajes desde que se conocen con siete años, hasta que ya son adultos.
Viviremos sus noches de fiesta, sus primeros amores. sus peleas... entre otras cosas que van pasando con mas personajes de la novela.
Son dos familias que se unen en una.

La sangre te hace pariente, pero sólo la lealtad y el amor te convierten en familia.

Y como cualquier familia, tienen sus momentos buenos y sus momentos malos.

Cuando llegá el momento que la enfermedad empieza aparecer, la familia ( con excepciones) se une y mostrará una parte de la novela donde vives con el corazón encogido, pensando que en cualquier momento puede pasar. Vives esos días a días de una manera distinta, al máximo y con precaución.
Entre medias de esa enfermedad aparece Victor, que será el amor incondicional de Alba. El romance que Megan siempre nos promete en sus novelas. Un amor sin reservas y muy luchado en esta historia.

El día que el cielo se caiga es una novela que nos habla de la familia, de la amistad y sobre todo del amor incondicional.
Es una historia muy especial y aunque no me gustan las novelas de este tipo, debo reconocer que es la novela estrella de este mes de Mayo (2016), que para mí es la mejor novela del año sin duda alguna.

Me podría pasar el día diciendo cosas maravillosas de esta gran novela pero voy a terminar con una frase que me encanta y que Nacho repite muchas veces a lo largo de la novela.
(Me emociono solo de pensar en esta novela)

Recordar es fácil para quien tiene memoria. 
Olvidar es difícil para quien tiene corazón.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario! Me interesa mucho tu opinión.
Un blog se alimenta de comentarios y así me ayudas poco a poco a que mi blog siga adelante. Pero sé respetuoso y nada de spam por favor.