últimas reseñas

viernes, 19 de febrero de 2016

Reseña Oye, morena, ¿tú qué miras? de Megan Maxwell

Oye, morena, ¿tú qué miras?
91Apkeu9HNLMegan Maxwell
Género: Romántica Contemporánea
Editorial: Planeta
Sello: Esencia

Una divertidísima comedia romántica que nos recuerda que, aunque el amor tiene fecha de caducidad, a veces puedes conservarlo para toda la vida.

Hola, soy Coral.
Siempre fui una romántica empedernida, hasta que el género masculino me rompió el corazón. Después de varios desengaños, os juro que me dije a mí misma que no iba a permitir que nadie más me hiciera daño. ¡Qué bonito es el amor, pero menuda mierdecita es sufrir por él! Hoy por hoy me considero una mujer relativamente feliz. Trabajo como repostera, tengo unas amigas increíbles y una preciosa hija a la que adoro. En cuanto al temita hombres, lo único que pretendo es disfrutar de un sexo divertido con ellos y poco más. Sin embargo, debo confesar que hay uno que hace que se acelere mi atontado corazón cada vez que lo veo. Se llama Andrew y es el jefe de seguridad de las giras musicales de mi amiga Yanira.

Andrew es un bomboncito alto, de ojos oscuros, moreno y terriblemente atractivo. Y si a eso le sumas que conduce una moto y que tiene ese puntito canalla en su mirada que me vuelve loca, ¡ni te cuento! Pero Andrew es esquivo en lo que se refiere a las relaciones amorosas, y eso me hace pensar que a él también le partieron el corazón y que por eso nunca repite con la misma mujer. Repetir, repetir, yo no le voy a pedir que lo haga conmigo, pero cuando nuestras miradas se encuentran, una extraña corriente se genera entre nosotros, y eso me inquieta y me hace pensar en si realmente repetiremos algún día. Pues bien, eso sólo lo sabrás si lees: Oye, morena, ¿tú qué miras?


Mi opinión personal

Personajes principales: Andrew y Coral.

Historia independiente, de la cual los personajes los conocemos de los libros anteriores.

Andrew fue un personaje que llamó mi atención por su apariencia fría, seria y porque es un hombre que no repite, no quiere compromiso de ningún tipo.

Como surge la historia de Andrew y Coral es muy sencilla y bonita. Nace de una amistad y una atracción mutua que al final les hace caer en la tentación y como las natillas...¿repetimos?

Hasta ahí es todo muy normal, muy bonito pero cuando comienza la acción es cuando Andy se lleva a Coral unos días a su casa y conoce a la familia de este.
Aquí empieza lo bueno y es que Megan tiene cada nombrecito para apodar a los personajes que trae sonrisas aseguradas.
Además del lío que se monta y todo ¿para qué? Para que la historia de amor de esta pareja tenga su final feliz.

Coral es un personaje fuerte, con mucho carácter y dos ovarios bien puestos, que a pesar de estar en casa ajena, sabe poner a todo aquel que intenta atacarla en su sitio y cambiar las cosas a mejor.

Ha sido una historia muy divertida y me ha gustado mucho que esta vez fuese la familia quien traiga los problemas y no el chico en cuestión.

La lectura es rápida y amena, te mantiene enganchada de principio a fin.
Solo nos queda esperar la siguiente publicación para saber como nos volverá a sorprender Megan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Me interesa mucho tu opinión.
Un blog se alimenta de comentarios y así me ayudas poco a poco a que mi blog siga adelante. Pero sé respetuoso y nada de spam por favor.